Colabora con nosotros !

Cultura / El Hilorio

Joven que mata a su novio

¡Oh Virgen santa del Carmen¡
madre del divino amor
para explicar esta copla
a todos pido valor.
A todos quiero explicarles
con respeto y con cuidado
lo que en Burgos a ocurrido
con un soldado enamorado.
Jovencitas, muchachitas
las que esta copla leéis
por más que insistan los hombres
vuestro honor no entreguéis.
Aquí veréis a Manuela
que tanto la amaba el novio
y después de deshonrarla
todo se convierte en odio.
Desde ese mismo momento
que su pureza entregó
el amor de Joselito
para siempre se acabó.
Era una tarde de mayo
cuando el sol ya se ocultaba
Joselito con Manuela
llenos de amor paseaban.
La dice mujer hermosa
te tengo un loco querer
me vas a entregar tu honra
que nunca te olvidaré.
Pobre Manuela inocente
ya debía de saber
que perdiendo la pureza
ya se odia a una mujer.
Desde aquel mismo momento
que su pureza entregó
el amor de Joselito
para siempre se acabó.
Es la edad de entrar en quinta
y a Burgos viene José
está contento pensando
que a Manuela no va a ver.
Pero cuando ella se entera
que viene a nuestra ciudad
detrás viene presurosa
para así a su lado estar.
Triste y angustiosa vive
nunca puede estar con él
y decidida a propuesto
ir a matarle al cuartel.
Pero un día se ha enterado
porque no faltan espías
que José con dos soldados
de vigilancia salía.
Ella viendo el desengaño
roba en casa una pistola
y a buscarle va por Burgos
por ver si le coge a solas.
Después de correr las calles
en la estación le encontró
y con palabras sentidas
de esta manera le habló:
Joselito, ¿no recuerdas
de la noche que decías
no desconfíes Manuela
que serás esposa mía?
Y amorosa confiaba
loca estaba por tu amor
sin pensar tu hipocresía
te entregué mi corazón.
Ahora que estoy deshonrada
y muerta de padecer
ingrato desvergonzado
no me quieres conocer.
Tenemos una niñita
que es más pura y hermosa
no niegues que es tu hija
y yo debo ser tu esposa.
Y si por buenas no otorgas
juro que te mataré
como tu me deshonraste
así yo me vengaré.
Y al momento a sus amigos
les enseñaba una bala
diciendo esta la guardo
para el es destinada.
Marcharon de la estación
Manuela sigue detrás
buscando lugar seguro
para poderle matar.
Cuándo éste volvió la vista
esta mujer atrevida
un disparo le soltó
y al suelo cayó sin vida.
La gente corre asustada
a Manuela han preguntado
que si no la da vergüenza
matar a un pobre soldado.
Ella contesta apacible
con un descaro atrevido
que cuando yo le he matado
por alguna causa a sido.
Ha llegado la justicia
y el cadáver levantaron
y a Manuela conducida
a la cárcel la llevaron.
Así acaban los amores
cuando se obra falsamente
unos van para la cárcel
y otros se buscan la muerte.
De José como Manuela
no lo echemos en olvido
que los dos tuvieron culpa
de todo lo sucedido.
Igual mujeres que hombres
respetemos nuestro amor
vivamos limpios y honestos
como lo manda el Señor.