Colabora con nosotros !

Cultura / El Hilorio

Caravana de oriente

Vienen los Reyes de Oriente
por caminos de oro y rosa,
montados en sus camellos
precedidos de su escolta.
Delicado es su bagaje,
juguetes, libros, pelotas
caballitos de cartón,
muñecas, aros y combas.
Turrones, chocolatinas,
mazapán, torteles, tortas.
¡Todo tan lindo y sabroso...!
Pues que los Reyes transforman
en exquisito y mejor
todo objeto que ellos tocan...
En el soberbio palacio
como en la mísera choza,
los infantes en sus cunas
sueñan con bella zozobra,
que en sus balcones, ventanas
estos monarcas colocan
las cosas que los pidieron
en sus cartitas borrosas.
Infancia tierna y feliz
¡Cuan lejana de mí ahora!
También yo escribí a los Magos
con ilusión deliciosa...
¡Quien pudiera hacerse niño,
otra vez, ser cual paloma,
inocente, candoroso
y alegre como la alondra!
Más como esto no es posible,
la penitencia es mi norma...
Voy a pedir a los Reyes
me alcancen misericordia
del infante de Belén
paz y bien aquí en la Tierra
y después la eterna gloria.