Colabora con nosotros !

Cultura / El Hilorio

Un hijo que se enamora de su madre

Sagrada Virgen del Carmen
te suplico por favor
para contar el suceso
que causa pena y dolor.
En la parroquia de Loira
partido de Puente Áreas
se ha descubierto un suceso
que al oírlo pena causa.
En dicho pueblo vivía
en la calle del pinar
un valeroso marino
llamado Pedro Bernal.
Con su esposa y un hijo
navegaba en su vejez
dedicados a la pesca
para ganar que comer.
Así vivieron felices
hasta que el hijo traidor
llegó a tener en su pecho
por su madre fuerte amor.
pero temiendo que el padre
de algo se fuera a enterar
a su cariñosa madre
no se atreve a declarar.
Hasta que al fin al momento
con un solemne valor
a la que le ha dado el ser
la declaró su pasión.
Diciéndola madre mía
sólo deseo de ti
que desprecies a mi padre
que yo estoy loco por ti.
Si tu otorgas a mis ruegos
y no desprecias mi amor
esos mares cruzaremos
en un rápido vapor.
Allá en tierras extranjeras
nada de esto han de saber
y juntitos viviremos
como marido y mujer.
Maldición sobre tu frente
te caiga del alto cielo
anda, márchate de aquí
anda vete que no quiero.
Entonces el hijo infame
pensativo se marchó
y de matar a su padre
en el instante pensó.
A las nueve de la noche
coge el infame un puñal
y al camino de la playa
a su padre fue a buscar.
Al llegar al sitio
dónde el hijo le esperaba
sin decir una palabra
le ha dado una puñalada.
Y luego que ya vio
que su cuerpo era cadáver
le arrojó dentro del mar
para que no se entere nadie.
Para que lo devorasen
los peces que andan allí
y su terrible delito
no se pueda descubrir.
A las once de la noche
para casa se marchó
y en el cuarto de su madre
aquel hijo infamé entró.
Diciéndola madre mía
si no te entregas a mi
como he matado a mi padre
lo mismo te mato a ti.
La pobre madre asustada
triste trató de escapar
pero aquel hijo insensato
clavón en su pecho un puñal.
Encendió el horno con leña
con horrorosa intención
y metió dentro a su madre
aquel infame traidor.